Verjas de protección infantil en ventanas correderas  ¿Os habéis llevado algún susto? Los niños son traviesos por naturaleza, no dejan de trepar. Nunca dejéis las ventanas abiertas sin vigilancias, porque nunca sabemos en qué momento serán capaces nuestros hijos de abrirla solos.